Ramiro Sacco

«Es bastante decir: abismo y sátira del abismo.»
Jacques Derrida.

Como parte de una mitología propia, comprometo la pintura a la intemperie de la contemporaneidad, en medio del pensar pictórico. Me interesa generar reflexiones acerca de la práctica de la pintura, práctica silenciosa pero que es una resistencia. Aludiendo indirectamente a la fagocitación, a la proliferación de imágenes dispares, a la subjetividad soñadora de los mitos y las citas, a la entropía visual y el intertexto, la pintura piensa en medio del entramado silencioso entre sujetos y objetos, entre lo digerido y lo dialéctico.
Cómo decir abismo es una tentativa de posibilidades de la pintura como resistencia, abierta a la facultad ubicua de la mirada. De modo que reivindicar la pintura en el contexto contemporáneo es situarla entre la poética, el oficio y el lenguaje; situar la pintura en el seno del pensamiento visual y generar dialécticas con el tiempo histórico de las artes y los oficios, pero también con el pensar de las imágenes y de cómo tomar posición poéticamente.

RS